Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: Gordon B. Hinckley

La Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles han establecido la serie Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia para que usted se acerque más a nuestro Padre Celestial y tenga una comprensión más profunda del evangelio restaurado de Jesucristo. A medida que la Iglesia vaya agregando más tomos a esta serie, usted podrá reunir en su hogar una colección de libros de referencia del Evangelio. Estos libros se han preparado para el estudio personal y como recursos para la enseñanza. También pueden servirle para preparar lecciones de noche de hogar, otras lecciones o discursos, y para contestar preguntas en cuanto a la doctrina de la Iglesia. Este libro presenta las enseñanzas del presidente Gordon B. Hinckley, quien prestó servicio como Presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días desde el 12 de marzo de 1995 hasta el 27 de enero de 2008.
Al estudiar las enseñanzas del presidente Gordon B. Hinckley, busque la inspiración del Espíritu Santo con espíritu de oración. Las preguntas que figuran al final de cada capítulo le ayudarán a meditar, comprender y aplicar las enseñanzas del presidente Hinckley.

ensenanzas-de-los-presidentes-de-la-iglesia-gordon-b-hinckley_pagina_001

logo 4

En el servicio del Maestro – Sterling W. Sill

El élder Sterling Welling Sill, que la Iglesia sostuvo como Asistente del Concilio de los Doce en la sesión general de la conferencia, del 6 de abril de 1954, tiene una vida de actividades en la Iglesia que le ayudará en su nuevo llamamiento, por la cual fue apartado por el presidente David O. McKay el día 14 de abril.

Élder Sill nació el 31 de marzo, 1903 en Layton, Utah, hijo de José A. y Murrieta Welling Sill.

En el ano de 1924, aceptó un llamado a la Misión de los Estados del Sur. El Barrio de Garden Park en Lago Salado fue organizado en 1936, y fue llamado para ser el primer obispo de este barrio, donde funcionó por diez años. Llegó a ser un miembro del concilio alto en la Estaca de Bonneville en 1946, donde el rindió servicio hasta 1952. Entonces fue llamado a la Mesa Directiva General de la Escuela Dominical de la Iglesia. Él ha sido el predicador en el programa de la tarde de los domingos de la Iglesia por la radiodifusora KSL, cumpliendo esta asignación en febrero de 1954.

Desde 1940 hasta 1950 fue un miembro de la Mesa de Regentes de la Universidad de Utah, siendo, los últimos cuatro años, el presidente de dicho grupo.

En Marzo de 1954 la Universidad de Utah nombró a su nuevo edificio de Relaciones Familiares con el nombre de Sterling W. Sill Centro Familiar. Por veinte años élder Sill ha sido el administrador en Lago Salado por la Compañía de Seguros de Nueva York. Muchos honores le han venido en dicho campo.

En el año de 1929 el 4 de septiembre, élder Sill se casó con Doris Mary Thornley de Kaysville en el Templo de Lago Salado. Tienen tres hijos, Juan Michael, David Sterling y María Carolina.

sterling-w-sill-2_pagina_001

logo 4

 

Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia – Howard W. Hunter

Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia - Howard W. Hunter_Página_001

Howard W. Hunter

La Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles han establecido la serie Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia para que usted se acerque más a nuestro Padre Celestial y tenga una comprensión más profunda del Evangelio restaurado. A medida que la Iglesia vaya agregando más tomos a esta serie, usted podrá reunir en su hogar una colección de libros de referencia del Evangelio. Estos libros se han preparado tanto para el estudio personal como para la instrucción dominical. También pueden servirle para preparar lecciones de noche de hogar, otras lecciones o discursos y para contestar preguntas en cuanto a la doctrina de la Iglesia.
Este libro presenta las enseñanzas del presidente Howard W. Hunter, quien prestó servicio como Presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días desde el 5 de junio de 1994 hasta el 3 de marzo de 1995.

EN POS DE LA EXCELENCIA

tmpb4aEN POS DE LA EXCELENCIA (1974)

. . .Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aun más excelente. (1 Corintios 12:31)
. . .Para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles para el día de Cristo. (Filipenses 1:10)
. . .En el don de su Hijo, Dios ha preparado un camino más excelente. (Eter 12:11)
“En pos de la excelencia” es un desafío concebido para que el participante cultive una vida de amor y servicio semejante a la de Cristo. El alcance de este objetivo precisa de un esfuerzo tenaz y diligente en todos los aspectos de la vida, a saber: espiritual, intelectual, social y físico.
El desafío de “En pos de la excelencia” tiene la intención de fortalecer el apego a los principios del evangelio por parte de los miembros de la Iglesia que decidan participar. Toda persona que vaya “En pos de la excelencia” debe normar su vida con tal adhesión al ejemplo sagrado y perpetuo del Salvador, Jesucristo, que los principios básicos de la observancia del evangelio se incorporen a su vida y en ella permanezcan por la eternidad.
“Cualquier principio de inteligencia que logremos en esta vida se levantará con nosotros en la resurrección; y si en esta vida una persona adquiere más conocimiento e inteligencia que otra, por motivo de su diligencia y obediencia, hasta ese grado le llevará la ventaja en el mundo venidero”

EL LIBRO DE MORMON (Religión 121-122)

                      EL LIBRO DE MORMON 2     logo 4       EPUB_logo.svg

EL LIBRO DE MORMON (Religión 121-122)
El Salvador fue quien prometió: “Si os acordáis siempre de mí, tendréis mi Espíritu para que esté con vosotros”. El propósito de cada lección es ayudarnos a comprender mejor el Libro de Mormón y el testimonio que da del Salvador y de Su misión, y en esa forma ayudarnos a recordar siempre a Jesucristo para poder estar llenos de su Espíritu.
Tal vez nos sorprenda saber que este curso no se preparó específicamente con el fin de darnos un testimonio del Libro de Mormón. En cambio, tiene como fin respaldar al Libro de Mormón en alcanzar su propósito, el cual es mostrar a Israel “cuán grandes cosas el Señor ha hecho por sus padres; y para que conozcan los convenios del Señor, . . . [y también para convencer] al judío y al gentil de que JESUS es el CRISTO, el ETERNO DIOS”